Imprimir
Año tras año, muchos estudiantes universitarios se ven obligados a buscar una vivienda donde comenzar el curso académico lejos de sus familias. Entre los primeros pasos a seguir es importante seleccionar un buen servicio de búsqueda de vivienda, consultar los principales estudios estadísticos al respecto o dejarse aconsejar por aquellos conocedores del tema. Es importante no precipitarse y tener en cuenta estos consejos: Búsqueda Si se quiere encontrar un buen lugar, es conveniente comenzar a buscarlo a finales de agosto o principios de septiembre, un semestre antes de que comiencen las clases en las universidades, dado que en las ciudades donde hay más estudiantes, las ofertas desaparecen en los primeros días y quedan los departamentos con menos comodidades o los más caros. Necesidades Aspectos como la ubicación, la calidad de instalaciones y servicios deben ser considerados especialmente. Para ello hay que elegir algo que esté dentro de las posibilidades económicas del estudiante, por lo que habrá que hacer cálculos sobre la situación financiera. La cercanía a la Universidad o los medios de transporte para llegar al centro también son puntos de vital importancia. Y conocer a los vecinos o el ambiente de la zona es determinante si se quiere mantener ciertos hábitos de vida y estudio. Gastos En este apartado entran aquellas dudas como quién paga la luz, los impuestos o el agua. Conviene dejar claro este término porque dependiendo del tipo de contrato firmado, puede ocurrir que el estudiante tenga que pagar una cantidad extra al mes o hacerse cargo de ciertos gastos. Fuente