Una mudanza trae junto a ella un gran cambio, nuevos desafíos y una sensación de renovación interna y externa que debemos saber aprovechar. Por ello, la decoración se convierte en uno de los aspectos fundamentales para acompañar este cambio y disfrutarlo al máximo. Nuestro nuevo hogar, nos invita a planear la futura vida en él y a organizar cada espacio en sintonía con la misma. Para que puedas emprender este cambio de manera organizada, te compartimos estos simples pero efectivos tips.

1. Descarta lo que ya no usas. La mudanza es un buen momento para dejar de lado cosas viejas que ya no utilizas. Puedes darlas o venderlas para conseguir algún dinero extra para lo nuevo, o porqué no reciclarlas.

2. Mide, planea, cambia. Apenas llegas a tu nuevo hogar es recomendable que midas los espacios para ver en qué posición pueden quedar mejor tus muebles, y planear teniéndolo en cuenta. ¿No te gusta o no funciona? Prueba cambiarlos todas las veces que sea necesario, los cambios del espacio nos darán nuevas y diferentes ideas sobre las funciones que tienen que cumplir.

3. Define funciones para cada ambiente. Pensemos para qué vamos a utilizar cada espacio de este nuevo hogar, esto nos ayudará a definir qué muebles colocar y qué tipo de decoración ayudaría más para que el espacio cumpla su cometido.

4. Considera la luz y los colores. Nuestro nuevo hogar puede ser más o menos luminoso, pero existen trucos para regular la luz. Si queremos un espacio bien iluminado, usar cortinas traslúcidas y espejos puede ayudar. Si en cambio preferimos un ambiente un poco más oscuro podemos usar cortinas black out. Los colores que utilicemos para pintar, también le darán más o menos vida a nuestras habitaciones, ¡elijamos con cuidado!

5. Recicla y renueva. No es necesario que gastes mucho en tu nueva decoración, reciclar o renovar algunas de nuestras cosas dándoles un toque de pintura por ejemplo, es económico y da buenos resultados.

 

Fuente: www.zonaprop.com.ar