Para aquellos que van a empezar la Universidad en otra ciudad o planean iniciar una vida de forma independiente, muchas veces el departamento se acaba compartiendo con otras personas que en ciertos casos pueden no se amigos, sino conocidos o simplemente desconocidos.

Convivir con compañeros de departamento no es lo mismo que convivir con familiares y amigos, porque con ellos tenés más confianza y se comparten las cosas pero, con compañeros, es más difícil compartir. Para que eso no pase aquí brindamos algunos consejos: * Procurá comentar todas las dudas antes de aceptar vivir con compañeros. Es mejor saber a lo que te enfrentás antes que ir a ciegas. * Es bueno organizarse con la limpieza y la preparación de la comida para evitar conflictos posteriores. * Es importante tener las cuentas claras y tratar de dividir todos los gastos de forma ecuánime. * Ponerse de acuerdo sobre cuestiones relacionadas a los noviazgos y la posibilidad de llevar a alguien para intimar al departamento. Esos temas mejor aclararlos antes de que surja la situación y pueda molestar a los demás compañeros. * Intentá establecer una relación con tus compañeros, sería bueno hacer cosas juntos de vez en cuando porque así se harán amigos y podrán convivir mejor (que si nunca se ven y apenas hablan). * Recordá: no es tu casa, así que hay que mantener el orden tanto en tu habitación como en las salas comunes. Fuente: Cien ladrillos.