Imprimir

El 83% de los profesionales del sector inmobiliario cree que la sostenibilidad será la cuestión estratégica de mayor prioridad que afrontarán los ejecutivos responsables del área de oficinas durante los próximos diez años, según las conclusiones del estudio Offices 2020 de Jones Lang LaSalle realizado a 150 expertos de Europa y Oriente Medio El camino hacia los inmuebles sostenibles se está recorriendo a diferentes velocidades en Europa, donde una nueva legislación está impulsando la evolución de buenas prácticas en países como Francia, Alemania y el Reino Unido. Benoît du Passage, director general para Francia y el sur de Europa en Jones Lang LaSalle y el ejecutivo de la compañía responsable de este proyecto de investigación, explicó: “Las empresas no pueden obviar la creciente dimensión “social” de los inmuebles sostenibles. Durante los próximos diez años, esperamos que la productividad, la satisfacción de los empleados y la sostenibilidad estén intrínsecamente ligadas. Esperamos también que los directivos de las empresas pongan mayor énfasis en el valor social de los inmuebles sostenibles”. Principales conclusiones del estudio El 83% de los profesionales del sector inmobiliario cree que la sostenibilidad es la cuestión estratégica de mayor prioridad que afrontan los ejecutivos responsables del área de oficinas durante los próximos diez años. La combinación de sostenibilidad, tecnología y prácticas laborales contribuirá a acortar notablemente la vida de los edificios creando, así, una gran demanda de rehabilitación. Los desarrollos tecnológicos futuros tendrán una gran influencia en el acondicionamiento de los inmuebles y las necesidades de espacio, pero no hasta el punto que algunos piensan. Los elementos potencialmente revolucionarios son: un cambio de tecnología eléctrica; la informática en la nube; y el aumento del uso de tecnología móvil y colaborativa, que provocarán un cambio en los inmuebles por el que el 70% del espacio tendrá un uso social y el 30% un uso individual.  Fuente