Imprimir
renovar07Cuando tu casa empieza a sentirse aburrida porque ya nada te sorprende, es tentador imaginarte lo que harías con mucho dinero disponible y un ejército de decoradores. Si bien efectivamente las grandes soluciones requieren una alta inversión, podés comenzar con pequeños y simples cambios para reinventar tus espacios. Acá te dejamos algunas ideas que podés aplicar en tu living y otros espacios:   IDEA #1: UNA MANITO DE PINTURA Volver a pintar puede ser la forma más sencilla de cambiar una habitación, ya que redefine el estado de ánimo. Una estrategia consiste en deshacerte del blanco tradicional y optar por colores más fuertes, rojos audaces o cafés profundos y grises. Los colores más claros pueden hacer que una habitación parezca más grande y los colores más oscuros que las paredes se achiquen. El amarillo es un ejemplo de un color que realmente puede llevar a que un espacio cobre vida.   IDEA #2: HACÉ MÁS CON TU PISO Ese espacio a tus pies puede afectar significativamente tu habitación, ya que hay algunas opciones dramáticas con tu piso. Si tenés una vieja alfombra de pared a pared, quitala y reemplazala con una nueva. Si debajo hay concreto, podés sellarlo para un estilo elegante de loft industrial. Los pisos de madera se pueden barnizar o pintar, mientras que las alfombras pueden ocultar una serie de problemas, si no querés hacer de nuevo todo el piso.   IDEA #3: ELEGÍ LOS MUEBLES El mobiliario es uno de los principales actos en la reinvención de tu habitación, pero no creas que tenés que gastar lo que no tenés en un nuevo conjunto. Adoptá un enfoque “menos es más” invirtiendo en algunas piezas claves para añadir un poco de fuerza. También podés cambiar drásticamente una habitación simplemente repensando la disposición actual.   renovar06IDEA #4: ILUMINALO Cconsiderá la importancia de la buena iluminación. ¿Necesitás una luz brillante para la lectura y los proyectos o una luz tenue para un ambiente acogedor? Estudiá el espacio para la mejor ubicación y el tipo de iluminación. Las lámparas emiten una luz cálida y agradable, por otro lado las luces empotradas en el techo iluminan mientras mantienen los accesorios de iluminación casi escondidos.   IDEA #5: COLGÁ ARTE Sacá los cuadros que desees colgar y apoyalos contra la pared o colocalos en el suelo para obtener una primera impresión. Considerá también la posibilidad de pegar fotos o imágenes en la pared. Tratá de colgar arte al nivel de los ojos a menos que estés creando un patrón vertical. La mejor parte es que siempre podés cambiarlo más adelante.   Fuente